Viña Santa Rita presenta su nueva línea “Secret Reserve Selección”, con destacadas notas aromáticas
30-11-18
Estará disponible en las variedades Cabernet Sauvignon, Carmenère y Merlot, que destacan por aromas a café, caramelo y vainilla, respectivamente, provenientes de sus envejecimientos en roble.

Santiago, diciembre 2018. Una nueva línea se integra a la familia de vinos de Viña Santa Rita. Se trata de Secret Reserve Selección, que se caracteriza por una propuesta enológica diferente para cada cepa, con destacadas notas aromáticas.

El enólogo de vinos varietales de Viña Santa Rita, César Catalán, señala que son vinos provenientes del Valle Central, que tienen una gran sedosidad y volumen en boca. Se caracterizan en buscar atributos directos, frontales y fácilmente reconocibles por el consumidor al momento de probarlos.

El Cabernet Sauvignon de la línea, destaca por sus notas de café y moka provenientes de su envejecimiento en roble. De color rojo rubí, es sedoso, con un agradable y largo final que entrega una conexión única. Perfecto para comer carnes asadas como cordero al palo junto a otras carnes como pollo al curry.

El Carmenère se caracteriza por un aroma intenso a caramelo y tostado otorgado por roble francés y americano. De color carmín profundo, este vino tiene un placentero final, que ofrece una experiencia inolvidable. Combina muy bien con comidas criollas como pastel de choclo, humitas y charquicán.

Por su parte, el Merlot destaca por sus frescos y vibrantes toques de vainilla en nariz. De color rojo con tonos violetas. Su suave envejecimiento en roble otorga a este vino un sedoso y seductor final. Es ideal para acompañar con queso azul, pastas en base a salsas de queso y se puede disfrutar con postres de frutilla.

Catalán cuenta que, para lograr los aromas de vainilla, café y caramelo, se probaron diferentes maderas de roble francés, con tostados desde medio a fuertes, en diferentes dosis, buscando distintos atributos sin perder la expresión de la fruta. Luego, dice, fueron seleccionados los atributos de mayor reconocimiento, los cuales fueron probados en todas las cepas tratando de buscar en cuál de estos vinos se desarrollaba de mejor manera. “Más tarde, se trabajaron las bocas ajustando el balance del azúcar y acidez de cada vino”, concluye.

Noticias
Volver a Noticias
Viña Santa Rita presenta su nueva línea “Secret Reserve Selección”, con destacadas notas aromáticas
30-11-18
Estará disponible en las variedades Cabernet Sauvignon, Carmenère y Merlot, que destacan por aromas a café, caramelo y vainilla, respectivamente, provenientes de sus envejecimientos en roble.

Santiago, diciembre 2018. Una nueva línea se integra a la familia de vinos de Viña Santa Rita. Se trata de Secret Reserve Selección, que se caracteriza por una propuesta enológica diferente para cada cepa, con destacadas notas aromáticas.

El enólogo de vinos varietales de Viña Santa Rita, César Catalán, señala que son vinos provenientes del Valle Central, que tienen una gran sedosidad y volumen en boca. Se caracterizan en buscar atributos directos, frontales y fácilmente reconocibles por el consumidor al momento de probarlos.

El Cabernet Sauvignon de la línea, destaca por sus notas de café y moka provenientes de su envejecimiento en roble. De color rojo rubí, es sedoso, con un agradable y largo final que entrega una conexión única. Perfecto para comer carnes asadas como cordero al palo junto a otras carnes como pollo al curry.

El Carmenère se caracteriza por un aroma intenso a caramelo y tostado otorgado por roble francés y americano. De color carmín profundo, este vino tiene un placentero final, que ofrece una experiencia inolvidable. Combina muy bien con comidas criollas como pastel de choclo, humitas y charquicán.

Por su parte, el Merlot destaca por sus frescos y vibrantes toques de vainilla en nariz. De color rojo con tonos violetas. Su suave envejecimiento en roble otorga a este vino un sedoso y seductor final. Es ideal para acompañar con queso azul, pastas en base a salsas de queso y se puede disfrutar con postres de frutilla.

Catalán cuenta que, para lograr los aromas de vainilla, café y caramelo, se probaron diferentes maderas de roble francés, con tostados desde medio a fuertes, en diferentes dosis, buscando distintos atributos sin perder la expresión de la fruta. Luego, dice, fueron seleccionados los atributos de mayor reconocimiento, los cuales fueron probados en todas las cepas tratando de buscar en cuál de estos vinos se desarrollaba de mejor manera. “Más tarde, se trabajaron las bocas ajustando el balance del azúcar y acidez de cada vino”, concluye.