Curicó

Por su alta concentración de viñedos, el Valle de Curicó es considerado -junto con el valle del Maule- como el verdadero centro de gravedad de la vitivinicultura chilena. Está dividido en las zonas del valle del río Teno y del valle del río Lontué. Ambos, tienen una importante concentración de viñedos y prolongaciones hacia el pie de monte andino.

Curicó

Predomina el clima templado de tipo mediterráneo, con un período seco de cinco meses entre Noviembre y Marzo y temperaturas medias de 20 °C con máximas que alcanzan los 30 °C. En los sectores más fríos del valle, se dan condiciones óptimas para cepas blancas, destacando el Sauvignon Blanc (3.773 há) con la extensión más grande de Chile y Chardonnay (1.523 há.), superada solamente por las plantaciones en el valle de Casablanca. El promedio de precipitación anual en ambos valles supera los 700 mm. Las principales cepas tintas cultivadas en el valle de Curicó son la de Cabernet Sauvignon (6.495 há), Merlot (3.575 há), Carménère (652 há) y Pinot Noir (204 há).

Ubicación

200 Km. (124.2 millas) al sur de Santiago

Superficie

19.339 há.

Variedades

Cabernet Sauvignon, Merlot, Carménère, Pinot Noir, Sauvignon Blanc y Chardonnay.

Clima

Clima templado de tipo mediterráneo, con un período seco de cinco meses entre Noviembre y Marzo.

T° promedio anual

14 ºC (57 ºF).

Precipitaciones promedio anual

700 mm.

Suelo

Volcánico-aluvial