En 1980, la Viña pasa a manos del Grupo Claro, dando un enorme salto cualitativo y empresarial. Se realizan grandes inversiones, las que permiten un aumento en las exportaciones a fines de los años '80. Además, se realizan importantes innovaciones tecnológicas que permitieron elaborar vinos de mayor calidad.

Desde entonces Viña Santa Rita ha trabajado con la mejor y más avanzada tecnología para elaborar vinos de calidad superior y competitiva en cada uno de los segmentos donde participa, cuyo resultado se observa en los diversos premios y distinciones que ha recibido a lo largo de la historia.

En los más de 135 años que Viña Santa Rita ha trabajado en la elaboración de sus vinos, le han otorgado una vasta experiencia que sin duda se traspasa en la calidad de sus productos, calidad que se mantiene inalterable en el tiempo y que seguirá sorprendiendo a los consumidores en cada rincón del mundo.